Segundo trimestre de embarazo | Tengo dentro de mí una porrita

Este segundo trimestre lo escribo según me apetece escribir y a la vez sin poder decir qué día es, con exactitud, el día en el que escribo.

Tengo algunos recuerdos lejanos del comienzo del embarazado y ¡menos mal!: de todo aquel calvario que pasé en mi primer trimestre. Hoy lo pienso, y ha sido tan doloroso sentir todo lo que sentí… Hoy estoy ya de 18 semanas y 5 días y parece mentira que vea mi embarazo como algo emocionante.

Tengo mucho que contar y lo mejor de todo es que la mayoría es positivo y bonito. He viajado: me dejé cautivar por Italia (Pisa, Roma, Venecia, Florencia)… ¡qué maravilla! Jamás pensé que estando embarazada se pudiera disfrutar tanto de un viaje.

venecia21

Empiezo a ser feliz poco a poco con mi embarazo, me gusta mirarme y ver que la tripa está más grande y redonda, tengo ganas de cuidarme y le proporciono a mi cuerpo todo lo positivo que le puedo dar. Ya no sólo pienso en mí, siento que tengo algo más por lo que estar positiva y tratar de ver las cosas de manera menos tremendista.

De repente un día estás tan tranquila andando por la calle y notas una burbuja dentro de tu vientre que nunca habías sentido y piensas, “¿será que se mueve ya?”. Es una sensación increíble, y para mí, difícil de asimilar. Hasta ahora había tenido la sensación, tranquilidad… no sé como describirlo… de que, sí, estaba embarazada pero no lo sentía, era consciente, porque me cuidaba por ello, pero no se movía nada dentro de mí.

Suelo tener algunos días malos en el que mi mente me hace preguntas que aún no sé contestar, es muy difícil esperar que el tiempo te dé lo que necesitas, y a todo esto hay que sumarle que el tiempo en general va muy lento pero no coincide con los meses de mi embarazo que van como una bala.

La ecografía de las 20 semanas

CRL_Crown_rump_lengh_12_weeks_ecografia_Dr._Wolfgang_Moroder

Se acerca la ecografía de las 20 semanas donde es muy probable que digan el sexo que va a tener nuestro hij@ y, lo más importante, hacen un estudio un poco más cierto en el que te dicen si es compatible o no con la vida. Pasas unos nervios que no te lo imaginas porque lo normal que suele ocurrir es que todo esté bien, pero siempre hay posibilidades de que no. Yo no me quería imaginar que, después de todo lo pasado con el embarazo, al final se tuviera que interrumpir, sería una decepción monumental.

También te ilusionas por saber qué será, si niño o niña… la verdad es que yo preferiría niño, que no se por qué pero bueno… A mi pareja también le ilusiona más un niño.

Algún día que otro pienso en la suerte de nacer varón, es muy fácil decir que quieres tener un hijo y no sufrir ningún cambio físico, ni sientes dolores, fatigas. Es fácil cuando no te tienes que privar de la vida que llevabas y que, además, te encantaba. Es fácil si no tienes que llevarte nueve meses quitándote de la cabeza lo doloroso que será tenerlo. Éstos son pensamientos intermitentes que tengo cada vez que me siento mal, cada vez que me levanto sin ganas de empezar el día.

Está muy “guay” que te duelan las piernas por calambres y que sea normal, también que un día desayunes y lo vomites todo sin venir a cuento porque ya estás en el segundo trimestre y, que también esto, sea normal. Es normal también que tengas hongos vaginales y que te tengas que privar de mantener relaciones sexuales en las que haya penetración… En fin… es todo tan normal…

Después de esa pequeña indignación, contaré que en la eco 20 estaba todo bien, su corazón, peso, estatura. En fin… ¡que será varón! La verdad es que salimos muy content@s y sobre todo aliviad@: es una tranquilidad saber que todo lleva buen rumbo. También mi hematóloga me comunica ese día que mi sangre va muy bien con el clexane y que hasta enero no me verá de nuevo.

Nos dedicamos a enviar mensajes a todo el mundo y a hacer llamadas como loc@s: “Tengo dentro de mí una porrita. No no… tengo dentro de mí a una pequeña persona que tiene porrita” jajajaja. Puedo pensarlo mil veces y siento que es así pero no lo veo normal.

Sigo pensando que esto es lo más raro, misterioso y complicado que he vivido.

Anuncios

¡Queremos escucharte!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s